Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta su instalación y uso.

Libro de Ruta Libro de Ruta

TRABAJANDO MUCHO Y BIEN

Saludos a tod@s, ya imaginaba, cuando inicié la andadura de este “Libro de Ruta” hace menos de dos semanas, que iba a ser complicado condensar en apenas unas líneas la actividad frenética que todo el equipo federativo está llevando a cabo en las últimas semanas. Os confieso que apenas llevo menos de cien días al frente de la entidad y parece que han sido ya un par de años.

Voy a intentar resumir en palabras lo que han sido los últimos días en los que, por cierto, he contrastado de primera mano el grado de compromiso y eficacia tanto de mi junta directiva, como de mi grupo más directo de colaboradores, a quienes agradezco desde esta tribuna pública su dedicación y esfuerzo.

En primer lugar, quiero destacar el exitoso inicio de temporada dentro del ámbito deportivo. El Rallye Tierras Altas de Lorca, en el que se plasmaba el excelente estado de salud de la especialidad; la subida de montaña de Estepona, en la que se implantaba el nuevo patrocinio de Sportech como patrocinador principal del certamen, con los pilotos como principales beneficiarios del acuerdo, y la cita inaugural del Autocross en el magnífico trazado de Motorland, también con una excelente inscripción. Sin duda, las carreras son el eje sobre el que tiene que focalizarse nuestra gestión, en ese camino estamos, y no defraudaremos, le pese a quien le pese.

Sin abandonar las carreras, el Campeonato de Rallyes Todo Terreno realizó una magnífica presentación en el inigualable entorno del festival de Les Comes en el que, además, se realizó la presentación de la Yamaha YXZ1000R Cup y de la nueva Buggie Challenge, que seguro va a contar con un buen número de inscritos. Estoy muy ilusionado con la llegada de estas fórmulas al CERTT.

El Karting también va a contar con numerosos cambios en positivo, y que empezarán a plasmarse con mayor rotundidad en la segunda cita del calendario, cuando el proveedor de servicios RGMMC, deje su impronta y prestigio cosechado en pruebas internacionales, en las citas de nuestro certamen nacional. Un certamen en el que seguimos contando con el privilegio de disfrutar de patrocinadores de primer nivel como son el Banco Santander, Liberty Seguros y Cepsa, entre otros. A falta de 24 horas para cerrar su inscripción, estamos cerca de los 150 pilotos inscritos, señal de que vamos por buen camino.

Mi agenda no ha podido estar más repleta estos días y, de entre las numerosas reuniones, quiero destacar alguna que me ha provocado especial satisfacción por lo fructífero de la cita. Así, el encuentro con el Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, creo que puede abrir muchas puertas a esa necesaria convivencia de nuestro deporte con el resto de la sociedad. Estoy seguro que, a no muy largo plazo, se empezarán a ver resultados palpables y beneficiosos para todos.

Un párrafo aparte merece el proyecto que, bajo el liderazgo del bueno de Teo Martín, se está gestando en Alcorcón y que será, sin duda, un punto de apoyo más que importante para esta nueva etapa en la que abrimos las puertas de la RFEDA, a todo aquél que quiera aportar algo positivo al deporte que nos une. Una auténtica “Universidad del Motorsport”, que tuve la ocasión de visitar con otro buen amigo como es Carlos Gascón, responsable en el Consejo Superior de Deporte de la alta competición. Gracias, Carlos, por tu colaboración.

Visita relámpago también a Portugal, atendiendo la invitación del presidente de la FPAK, Manuel de Mello Breyner, con quien sintonicé desde el primer minuto (ambos somos pilotos y entendemos muy bien lo que pasa en los Campeonatos) y con el que se empezaron a gestar una serie de proyectos conjuntos y soluciones prácticas para los deportistas que, en breve, podremos anunciar convenientemente.

Y sigo con más deporte ya que, sin duda, uno de los privilegios que me otorga la responsabilidad de estar al frente de la RFEDA es, por ejemplo, poder compartir mesa con todo un referente como es Carlos Sainz. El bicampeón del mundo de rallyes se mostró muy receptivo a nuestra manera de entender esta federación española y nuestra obsesión por la promoción del deporte, la transparencia en la gestión o la contención del gasto. Por cierto, él fue una de las primeras personas con la que pude testar el próximo proyecto promocional, que tengo el orgullo de anunciar en la rueda de prensa previa al Rallye Sierra Morena, y del que os animo a estar muy atentos, pues va a significar el inicio de algo realmente prometedor. Os lo garantizo.

Y no quiero acabar esta segunda entrega de mi “Libro de Ruta” particular, sin hacer referencia a la Asamblea General, precedida de la Comisión Delegada pertinente, en la que se aprobaron por amplísima mayoría todos los puntos del orden del día, destacando aspectos como que la rendición de cuentas del ejercicio de 2016 queda supeditada a la auditoría que se está realizando en estos momentos, y que debe servir para marcar el punto de partida real en lo que a lo económico se refiere.

Pues bien, espero no haberos aburrido y, sobre todo, haberos transmitido que se está trabajando -mucho y bien-, y que los frutos están empezando ya a verse plasmados en la realidad. Y esto sólo es el principio de lo que está por venir.

 

Manuel Aviñó

 

MUCHO QUE CONTAR

 

Saludos a tod@s, sin duda una de las experiencias más agradables del pasado proceso electoral fue la de poder contaros, a través de mi Blog, todas aquellas vivencias acumuladas en los cientos de kilómetros realizados por toda España difundiendo el proyecto “otraRFEDA”.

Pues bien, tengo el gusto de anunciaros que, tras apenas un par de meses (por cierto, los más intensos de mi vida) desde mi proclamación como presidente de la entidad, he decidido retomar este canal de comunicación que nos permiten las nuevas tecnologías y que, bajo el título de “Libro de Ruta”, servirá para que, con una periodicidad más o menos quincenal, os pueda transmitir, de primera mano, el proceso de reconversión de esta Federación que tiene que ser la Federación de todos.

Como os decía antes, estos dos últimos meses han sido realmente intensos. Desde mi proclamación, allá por la víspera de Navidad, ha sido como correr un rallye al volante de un coche con problemas mecánicos: siempre con la sensación de llegar tarde a los controles horarios y resolviendo incidencias en tramo, segundo a segundo, curva a curva.

Ya contaba con que la situación de la RFEDA fuera complicada en lo que a situación económica se refiere pero, sinceramente, con lo que no contaba es que la entidad estuviera tan resquebrajada, tan desmembrada en su interior, en su capacidad de gestión. Además, y dentro de ese “paquetito” recibido en forma de herencia envenenada, las fechas en las que nos encontramos no ayudan precisamente a preparar la temporada con el margen necesario de reflexión que cualquier proyecto requiere. La perversión de mi predecesor de llevar el proceso electoral, no se sabe muy bien por qué caprichosa causa, al segundo semestre del año ha provocado, como efecto irremisible, que la temporada 2017 esté diseñada en gran medida por el anterior gestor y que, muy a mi pesar, va a tener que considerarse como una temporada de transición en la que, eso sí, me comprometo a aplicar una serie de medidas puntuales que, por ejemplo, se concretan en aspectos tan importantes como la contención generalizada del gasto, empezando por mí mismo, una nueva etapa en la relación con las diferentes territoriales con las que ya he mantenido una productiva reunión en la que les he planteado mi decidida vocación de colaboración mutua o, por último pero no por ello menos importante, una nueva manera de relacionarse con las marcas de automóviles a las que les vamos a dispensar un trato muy alejado del que han sufrido en los últimos años.

Bueno prueba de ello, de los resultados que se están empezando a plasmar, es el acuerdo que acabamos de suscribir con Sportech, uno de los referentes en el sector de la distribución de accesorios y equipamientos “racing”, para el patrocinio principal del Campeonato de España de Montaña en el que los pilotos habituales del certamen van a ser los primeros en beneficiarse del acuerdo.

Sólo os dejo una pincelada de cómo ha sido este inicio de andadura para que lleguéis a comprender la frustración que he llegado a experimentar: el Dakar empezaba en menos de una semana y no había póliza de seguros para los pilotos que llamaban, día sí y día también, para tramitar las licencias con las que tenían que competir. Sin duda, este ejemplo os puede dar una medida de la herencia recibida que, por cierto, en unas cuantas semanas podré detallar ya que, en apenas unos días, se inicia la auditoría contable y de gestión que tiene que servir, entre otros fines, para marcar ese punto de partida en este periplo de cuatro años que, eso sí, acometo con la misma ilusión con la que accedí al cargo.

Ilusión con la que acudí, por ejemplo, a las Galas de las federaciones canaria, murciana, cántabra, aragonesa, andaluza y de la Comunitat Valenciana. Y es que, como os decía antes, soy un firme defensor de la idea de que el automovilismo de élite sólo se puede construir sólidamente desde la base, desde el automovilismo que se practica en los certámenes autonómicos.

En fin, muchas gracias por vuestra atención. Confío en poder teneros al otro lado del canal de manera regular y confío también en que este “Libro de Ruta”, que hoy pasa por el pódium de salida, cumpla con vuestras expectativas de poder conocer por dentro esa RFEDA que, como os decía antes, aspiro a que sea “la Federación de todos”.

 

Manuel Aviñó